Acerca de la Ilusión

Quiero empezar este escrito, aclarando que cuando hablo sobre la Ilusión, estoy hablando sobre lo opuesto a la Realidad.

Escribir acerca de la Ilusión, puede resultar un tanto más complejo que escribir sobre la realidad; sobre todo, por qué a nadie le gusta, que le digan que los paradigmas sobre los cuales construyó su vida, no son más que falsas ideas ilusorias que alguien más puso ahí, en nuestros mundos.

Y cuando profundizamos, encontramos huellas de todos aquellos que pasaron por nuestras vidas, desde nuestra niñez, y que dejaron sin saber: una marca, una flor, una roca; en aquellos lugares mágicos en los que de niños teníamos nubes verdes, una cascada de agua que subía hacia las nubes, un canto mágico sobre la hierba… y un tanto más de verdadera realidad.

Cosas bellas y reales, que con la educación que nos dieron, fueron reemplazadas por todas las ideas ilusorias que hoy gobiernan nuestras vidas, y nos sacan de la realidad, para introducirnos de forma ligeramente aceptable, en el contexto social humano y mal llamado “Mundo Real”.

Nos enseñaron a creer tontamente que la belleza tenia estándares, que el amor era una negociación donde la regla era ganar a toda costa y NO, entregar la máxima bondad posible, desde el fondo de nuestro Ser, esperando solo que el otro la disfrute. Nos enseñaron también que los niños usan pantalón y las niñas falda, como si la piel no fuera el atuendo más hermoso que nos fue dado, que de niños lo sabíamos.

Y  los que  hablaron alguna vez de Dios, dijeron tontamente que había que temerle, y que solo quien tuviera temor de Dios, tendría acceso a la tan sobre valorada “Sabiduría” (como si eso de verdad fuera un privilegio oculto, o estuviera tan lejos de nuestro alcance).

Amigos míos, hoy que observo mi mundo, buscando el dinosaurio zapote que alguna vez escondí bajo la montaña del tercer circulo, solo veo objetos cuadrados y redondos, pero mi dinosaurio ya no está; tengo la esperanza, que si escarbo bajo las huellas del dolor y la presencia de todos aquellos que me invadieron sin permiso, pueda encontrar los colores de lo que una vez fue mi mundo… cuando yo era sabio, cuando solo quería jugar, cuando lo único que me importaba en la vida era divertirme, y lo lograba mientras corría desnudo por el campo, en el imaginario sueño de mis fantasías.

Amigos míos, en esta tarde que pienso y reflexiono sobre la Ilusión, me percato, que mi vida habita en el mundo de la ilusión . Que las barreras de este mundo, están construidas sobre las ideas más arraigadas que tengo, y a las que torpemente llamo “mías”, caigo en la cuenta que para acercarme a la realidad, debo buscar aquí, adentro, en lo que una vez fue libre, y aceptar que eso a lo que llamamos “mundo real“, no es otra cosa, que una gran patraña.

Por eso, desde la humildad debemos empezar a cuestionar, todas esas ideas que rigen nuestras vidas, descubrir cómo llegaron a nosotros, y tal vez así, podamos tener pequeños visos de racionalidad que nos ayude alguna vez a salir de este mundo de fantasía, que hemos aceptado como real, en el que estamos condenados a vivir, algunos a morir… incluso sin saberlo.

Por. @karlangasco
…Un pensador vago

Share Button

One thought on “Acerca de la Ilusión

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *